понеделник, 15 ноември 2010 г.

Capitulo 7. Veone

Capitulo 7



-¿Donde te habías metido?- pregunto Alex sorprendido al verme en el umbral de la torre con Selene a mi lado. Zahary se había encargado de ir a buscarle a la fiesta y pedirle de mi parte que saliera y me llevara a casa. Al verle le sonreí y el se relajo un poco. No sabia que pensamientos habían pasado por su mente, aunque daba la sensación que eran la mar de malas. Fue al trote por las escaleras y se detuvo enfrente miá. Se fijo en que estaba temblando se quito enseguida la chaqueta de cuero negra y me la paso por los hombros. Hacia frio ahi fuera pero no era la unica razón de que temblara, las cosas que Zahary me había contado sobre mi que ni siquiera yo conocia me hacían sentirme rara pero seguía sin creerle. Tambien temblaba porque no se como afectaba a Zahary y que parecía que hubiera algo muy fuerte dentro de el para que no me haya dejado morir.

Me relaje un poco.

-¿Nos vamos?-me pregunto Alex. Eche una mirada al suelo, una mirada que solo Alex podía descifrar y que significaba que nos vayasemos porque me sentía incomoda. Me puso la mano en la espalda y me condujo al coche.

Zahary y Selene nos siguieron.Mientras Alex abria el coche a unos metros de distancia delante miá Zahary se puso a mi lado silenciosamente y me susurro

-Lo siento, se suponía que deberías de haberte divertido pero por mi culpa no fue así.¿Puedo hacer algo para remediarlo?

-Dime que esto es una broma de muy mal gusto.

-Es una broma de muy mal gusto.-dijo pero sin conviccion alguna en su voz.

Alex abrio la puerta del copiloto y me hizo un ademan para que entrara. Le sonreí a los mellizos tímidamente y entre en el coche.

-Decidles a los demás que he tenido que acompañar a Lisa a casa y que estoy muy cansado como para volver.- la voz de Alex sonaba cansada. - Y gracias. La fiesta a sido una pasada. Tenéis que hacer fiestas mas a menudo.

Veía por el espejo que los mellizos estaban sonriendo pero con las caras ausentes. La mirada de Zahary estaba posada en mi.

Desvié la mirada, me sentía incomoda. Alex vino rápidamente y se sentó en el asiento del piloto. Me quite su chaqueta y la puse en los asientos de atrás. Ya estaba mas relajada que antes y le sonreí para tranquilizarle.

Arranco el coche. Estuvimos unos minutos sin decirnos nada. Normalmente después de una fiesta solíamos hablar a la vez porque teníamos muchas cosas que contarnos. Pero eso solo pasaba en las fiestas normales. Alex rompió el silencio.

    -Que fiesta ¿verdad? Es una de las mejores a las que he ido.¿Te lo has pasado bien?- pregunto. ¿Que seria mejor: mentirle o decirle la verdad?

    -Me...me lo he pasado muy bien.-tartamudee. Me miro confuso intentando descifrar mi semblante.-¿y tu?

    -Genial.¿Donde estuviste los últimos 20 minutos? Estaba preocupado por ti.- y me cogió la mano, yo a mi vez la devolví al volante. Estuve unos segundos pensando en que decirle. No quería preocuparle con las historias absurdas que me había contado Zahary.

    -Estaba tomando aire, ya os dije que no os preocuparais por mi.

    -Es que después de que te fueras pasaron cosas muy raras.- ¿También en la fiesta?

    -¿Como que?- intentaba no tartamudear.

    -Pues en un momento vino un hombre que paso volando hasta salir pero que tenia unas pintas...Parecía un rey antiguo. Todos nos quedamos mirándole pero el no pareció notarlo. Creo que estaba buscando algo y estaba rojo de la ira.- Edgar. Me estremecí al pensarlo. Recordé esos ojos gris azulado preciosos pero a la vez peligrosos. Alex no pareció notarlo.- Primero el guardaespaldas , después el rey ese...todo fue tan raro.-suspiro. No conteste.

    -¿Porque no vino Kel13?- pregunto.

    -Tenia un partido, pero no muy importante.- Alex se sorprendió.

    -Pobre...-no dije nada. Recorde la pregunta de Edgar sobre mi hermano. Estuve sopesando la respuesta.

    No , mi hermano no había cambiado radicalmente. Siempre fue el mismo, siempre era Kel13.

    -Nicol al final se volvió loca, estaba todo el rato pidiendo que te buscara porque había visto algo raro en tu explicación. Lisa, no sabes mentir bien , para nada. Intente divertirme pero no pude, Zahary me dio mala espina al bailar contigo y esta vez puedo asegurar que no eran los celos.- bromeo. No me reí porque estaba muy confusa. ¿Porque Edgar me odiaria tanto? ¿Que habria hecho yo para que le afectara tanto? Sabia cual era la respuesta y me aterraba: Haber nacido.

    - Lo único que quería Zahary era llevarme a la terraza por miedo a que me perdiera.- menti, aunque no se si funciono.

    -Si y ya de paso te enseño a la cocinera.- dijo con ironia.- ¿Que haciais en la cocina? Se que no es de mi incumbencia pero me preocupe, le conoces solo de una semana.- a lo que se suponía que era una cocina. De nuevo estaba en duda sobre decirle la verdad o no.

    -No le molaras a Zahary,¿no?- dijo antes de que yo contestara a su pregunta.

    Le mire con los ojos en blanco. Eso era ridiculo pero Alex no sabia la verdad. Alex no sabia que el quería matarme o algo parecido. Negue con la cabeza rotundamente.

    -Eso es imposible.- afirme y el rió como si yo estuviera loca. Me fui sonrojando hasta que al final creo que parecía un tomate maduro. Alex no dijo nada, tampoco me miraba.

    -Siempre te sobrevaloraste, en cualquier cosa.-dijo al fin con una sonrisa en la cara. Viniendo de una familia tan bella, fisicamente siempre te creiste la mas horrible de todas. Sin embargo para mi siempre destacaste.- sonrió, pero ahora con una ademan de tristeza en la cara. Le cogi de la mano.

    ¿Por que Alex me conocia tan bien?¿Tan transparente era? Mi hermano me lo había afirmado muchas veces.

    Después de unos segundos divise la palpitante ya gastada farola que estaba colocada delante de nuestro chale. Las luces no estaban encendidas , eso significaba que Kel13 ya había vuelto y estaba dormido. Esperaba que me hubiera dejado una nota diciendo que habían ganado y que estaba alegre como antes y así comprobar que era el de siempre.

    Alex paro el coche justo al lado de la farola y me miro con mi mano todavía en la suya.

    -A ti te mola Zahary ¿verdad?- pregunto serio. Me sorprendió su pregunta. A todo el mundo le molaba Zahary. El era perfecto, como su hermana. Una buena respuesta habría sido decirle: ``Me mola igual que te mola a ti Selene''

    Pero sabia que era distinto. No se que sentía por un desconocido que tenia intenciones de matarme o de espiarme y que no quería hacerlo por una razón desconocida. No era el tipo de admiración que siente Nicol por el, que es como si el fuera el único chico de la Tierra. No, no era eso.

    Negué con la cabeza, Alex lo tomo como una respuesta pero no era así. Contestaba a mi propia pregunta sobre si siento lo mismo por Zahary que Alex por Selene. Era muy distinto, pero no se ni lo que era. Se suponía que mintras había estado saliendo con Alex había estado enamorada de el.

    El soltó mi mano con suavidad, cogio mi abrigo de los asientos de atrás y me lo tendio. Lo cogi le sonreí, le di un beso en la mejilla y abri la puerta.

    Ese acto era muy distinto. Estaba acostumbrada a quedarme hasta las tantas hablando con el sobre cualquier cosa o abrazandnos sin querer separarnos.

    Eso tampoco era lo que sentía por Zahary.

    Salí del coche y le dedique una sonrisa forzada por el cansancio y por la confusion.

    Saque las llaves a tientas de los bolsillos de los pantalones cortos que llevaba puestos, que estaban muy arrugados de tanto movimiento y algo verdes por la yerba del patio trasero de la casa de los mellizos.

    Meti la llave en la cerradura y con un clack se abrio. Encendi las luces del pasillo, colgue el abrigo y deje las llaves en el mostrador. Oi el zumbante ruido del motor del Ferrari de Alex, lo que significaba que ya se había ido.

    Que tonta había sido al no invitarle a dormir a casa, quizás esperaba a que le dijera eso. ¿Como se lo habría tomado?

    Tenia la cabeza llena de preguntas, quería dejarlas aparte pero en cada rincón que miraba me venia una nueva pregunta sin respuesta.

    Fui al salón, en la mesa había una nota en la que desde lejos se veía que estaba escrita por mi hermano, ya que la escritura era preciosa. La de mi madre era como la de los medicos, no se entiende nada y parace como si hubiera dibujado lineas con tropicones.

    Me acerque y cogi la nota : ´´Buenas noches, Lisa. Estaba muy cansado así que me he ido directamente a dormir. Mañana me cuentas que tal a ido la fiesta ¿okey? El partido a quedado en empate, pero da igual, no era un partido importante. No quiero poner mimadas de esas como ''Te quiero'', porque ya lo sabes así que : Que duermas bien.

    P.D. Me porte como un imbécil durante toda la semana, es que no podía creerme que existieran personas como los mellizos Leever. Lo siento si te e molestado, creo que ya he vuelto a la normalidad.´´

    Al lado de la palabra final había una carita feliz, sonreí para mi misma y me fui lentamente a mi habitación en el piso de arriba. Al menos había alguien feliz y normal en mi vida.

    Esa noche intente dormir pero no pude. Todas las preguntas se interponían en mis sueños como un cartel que de repente te salta delante de la cara. Me levante unas cuantas veces a beber agua pero tampoco ayudaba aunque la sensación de dormir en un nido de alas o espuma no se había ido.

    Era una sensación nueva, cómoda e incomoda a la vez. Era como si esa sensación sobrara pero a la vez me hacia sentirme cómoda y segura.

    La ultima vez que había intentado conciliar el sueño se me apareció una mujer. De unos 50 y pico años. Al principio su cara estaba en la lejanía y cubierta de una masa de nubes y neblina. Después se fue acercando pero a una velocidad máxima, algo que el pie humano no podría lograr.

    La neblina a su alrededor desapareció y contemple que estaba vestida con un vestido viejo, color crema que parecía del siglo XVI.

    De su vestuario pase a la cara. Tenia el pelo color caoba, en un tocado frances, bien hecho con muchas horquillas centelleantes alrededor.

    Su cara era alargada y fina, demasiado fina y bastante estirada. Casi no tenia mofletes , sus ojos eran muy parecidos a los míos pero un poco mas oscuros. Su nariz era recta y estirada. Su boca, pequeña y gruesa había formado una ligera sonrisa, como de bienvenida.

    De repente en mi vista asalto el nombre ´´Veone``. Era la bruja de la que me había hablado Zahary. La contemple fijamente esperando alguna señal de que era una malhechora. Sin embargo parecía todo lo contrario, mostraba un semblante amistoso y bueno, también compasivo. No era lo que esperaba.

    -Veo que ya me conoces ,Elisabeth. Eso me alegra aunque también significa que crees que soy alguien malvado.- su voz era dulce, amistosa y parecía como si el viento se la llevara. ¿Podía leerme el pensamiento? Otra pregunta que se interpuso de repente. La seguí mirando sin poder decir nada, pero esta vez no era como cuando estaba con Edgar , cara a cara, sintiendo miedo en cada uno de mis estímulos.

    -Se que tienes muchas preguntas sin respuestas ,también se que tus sentimientos están confusos y que te gustaría ir a alguna parte en la que nadie sepa quien eres. Conozco esa sensación de los humanos.

    -¿ Soy como tu?- pronuncie despacio pero sin miedo. Ella rió, me recordó a la risa de Selene.

    -No , querida. Si fueras como yo no tendrías la oportunidad de cambiar el mundo.

    -¿No soy una bruja?- pregunte, volvió a reír y esta vez se acerco tanto que me cogió la cara entre las manos en un acto maternal.

    -Yo tampoco lo soy.- y desapareció. Aunque el viento olía a su presencia, me daba calor y seguridad.

    Me desperté sudando y con la mente hecha un lió. Trague saliva sonoramente y fui a beber de nuevo agua.

    Sabia que después de ese sueño no podría dormirme mas. Me senté en la cama y encendí la lampara de noche naranja que estaba al lado de esta. La lampara alumbro a un libro grueso que estaba justo a su lado en la mesilla de noche. No tenia necesidad de leer el titulo ya que por la portada ya sabia que libro era.

    Merlín, la historia de un brujo o mago, que llego a ser tan popular , convirtiéndose en un icono espiritual y en toda una leyenda en la que el mundo le adora.

    Pero eso era solo una obra literaria para atraer a la gente , infundirles miedo y esperanza. No tenia nada que ver con el mundo real.

    Suspire profundamente. Lo había cogido de la biblioteca hace unos días y aun no me lo había empezado, tenia una gran aficcion por los libros y especialmente por el genero literario ,fantástico e histórico. Pero era como si aun no fuera tiempo de leérmelo. Tampoco iba a comenzarlo esa noche.

    Cogí mi mp4 y me senté en la cama, no tenia una televisión en mi cuarto así que lo único que podía hacer era leer o estar en alguna red social.

    Algo vino a mi mente, en especial una frase de Zahary :``Vamos a vigilarte.´´

    Fui directamente a la ventana pero antes apague la luz. A lo lejos se veía el coche azul oscuro de la Sr. Warnner. Mas adelante la moto amarilla de Chris Rase y después de la suya el Mercedez plateado de Kel13.

    El aparcamiento en el que solía dejar el coche mi madre, casi siempre estaba vacante y eso fue lo que me llamo la atención.

    Estaba ocupado por un impresionante Lamborghini ultimo modelo que las puertas se abrían para arriba y que podía llegar a una velocidad de 350 km/h.

    Ninguno de nuestros vecinos tenia un coche así y menos mi madre que desde hace 11 años conservaba su BMW.

    Me quede mirando atontada al coche negro griseado. Me quede unos segundos así hasta que por medio de resoluciones supe de quien era.

    De los mellizos y su padre , eso seguro. Eran ricos y me habían prometido que me vigilarían. El coche se encontraba delante de la casa y los faros estaban apagados para poder camuflarse.

    Le habría hecho unas cuantas fotos a ese deportivo para después enseñarselas a mi hermano o para saber seguro si era el coche de Zahary pero no quería que el flash delatara que estaba despierta, aunque ya era demasiado tarde.

    Por otra parte, si tomaba como referencia que la historia de Zahary era cierta entonces ellos no sabían conducir, y por muy inteligentes que fueran un carne se saca en unos cuantos meses, y los coches que dejaban prestados para acostumbrarse solían ser viejos y usados.

    Como deseaba estar dormida y al despertarme ver que nada había cambiado, que los Leever o mejor dicho los Dalaras no existían o que habían existido hace unos cuantos siglos, y que todo seguía su curso normal.

    Me senté en la cama, me sentía incomoda sabiendo que hay gente espiandome y que con que haga el menor movimiento vendrían a ver que pasa, a ver si ya me he convertido en un monstruo.

    Recorde la cara de Veone. Era perfecta pero no podía decirse que era bella. Simplemente diferente. Tenia un cierto parecido a mi , en el contorno de los ojos, pero los suyos brillaban ,iluminados incluso en la oscuridad como los de los mellizos, sin embargo los míos eran mas apagados, mas...humanos. Aunque en ese momento no era la palabra que mejor me describía.

    ``No´´ decidí. Odiaba ser espiada, odiaba que alguien me tuviera vigilada todo el tiempo y que no pueda estar libre. Cogí la linterna y una pequeña navaja que tenia en uno de los cajones de mi cuarto, por si acaso.

    Abrí la puerta y fui lentamente sin hacer ruido por las escaleras.

    -¿Lisa?- pregunto alguien detrás miá, sobresaltándome haciendo que casi me caiga de las escaleras.-¿ Que haces?

    Me gire despacio y volvi a subir las escaleras esta vez sin precuparme de no hacer ruido. Kel13 encendio la luz del pasillo del 2do piso. Tenia el pelo revuelto y mechones rubios estaban disparados como flechas. Sus ojos estaban entrecerrados y soñolientos. El pijama lo tenia arrugado y sus grandes biceps sobresalian de la camiseta de tirantes blanca que se había puesto.

    -Kellan, ¿que haces despierto?- pregunte.

    -Que esperas, te has despertado como 5 veces mas y no se a donde has ido pero has hecho un ruido increible, se mas considerable.

    -Lo siento.- me discule aunque no recordaba haber hecho ruido.

    -¿No podias dormir?- pregunto ligeramente preocupado. Negué con la cabeza. -¿Es por la fiesta?- dijo esta vez mas alegre.

    -No, tenia pesadillas.- si se les podía llamar así. Fruncio el ceño.

    -¿Me estas ocultando algo, Shakespiere?- pregunto con cara de sorpresa.

    Simplemente no sabia mentir.

    -No.- Desvié la mirada a otro lado, para que no viera que era mentira.

    -Exigo que me digas ya lo que me estas ocultando.- me reprocho.

    -Tonterias.- dije me miro expectante, no bastaba con esa palabra.- Kellan ¿tu considerarias que soy una bruja?- pregunte.

    -¡Vaya! Si que te han afectado esas pesadillas.- y ojala lo fueran. Le sonreí debilmente y el me dedico una ancha sonrisa.

    -¿Que pensabas hacer?- pregunto como si ya se hubiera olvidado de esa pregunta.

    -Iba a dar un paseo por el jardin a ver si me relajo un poco.- pensaba hacer eso , en parte.

    -¿Llevando una navaja?- dijo incredulo. Mire a mi cintura donde tenia la navaja bien sujeta al pantalon.

    - ¿No eras tu el que decia que tuviera cuidado con los atracadores?- dije bromeando. Me sonrió picón.

    -Yo me voy a dormir ¿vale?- y se encamino a la puerta de su habitación en la que había un gran letrero de plata pura en el que ponia Kel13( regalo de Peter por Navidad). Estaba a medio camino cuando se me ocurrio.

    -Kel, ¿a donde ibas tu?

    - A beber un vaso de agua.- dijo tranquilamente como si eso fuera la única cosa que pudiera hacer en esos momentos, y quizás era así. Asenti y me preocupe. ¿Estaba desconfiando de mi propio hermano? Las historias de Edgar me habían afectado mas de lo debido.

    Baje por las escaleras con normalidad para disimular. Sujete la navaja envuelta en mi mano fuertemente, recorri el pasillo y fui a abrir la puerta.

    Puse los ojos como platos cuando vi que el coche no se encontraba allí.

    Habrian visto que había movimiento en la casa.

    Hice una mueca de disgusto y entre de nuevo a casa.

    Esperaba poder dormir tranquilamente por fin.

3 коментара:

  1. noooo quiero mass!! jejeje
    aiii xro qe majico qe es kel...y alex! qe pobrecico, esta super enamorado de ella!
    x cierto! tengo una duda, entonces, los mellizos y su padre, cuanto tiempo llevan en esta epoca? es qe no me he enterado muy bien jj
    bueno uapa, cuidate mucho, me voi a seguir escribiendo! jj te quieroo

    ОтговорИзтриване
  2. Noo kierees maas?
    Alex yaa no esta enamorado de ella, bueno nu se, igual despues de nuevo se enamora de ella.jeje
    Mui poco solo un mes o asi, en ese mes estubieron investigando i averiguando sobre ella.
    Muxas gracias x too preciiosaa!! Tequieroo!

    ОтговорИзтриване
  3. jajaj no es qe me deje una coma, en realidad qeria decir:
    nooooooo, ¡quiero más! jejeje
    ah bueno, entonces mejor para alex, asi no sufre el pobrecito!

    ОтговорИзтриване