събота, 4 декември 2010 г.

Capitulo . Despedida

Capitulo 10



-¿Y que haremos ahora?- pregunte casi gritando.- No pienso quedarme aquí y esperar a la muerte.

    -No dejaremos que te pase nada.- dijo tranquilizador Zahary aunque el también estaba muy excitado como para que esta vez surgiera efecto.

    - ¿Donde esta nuestro padre?- pregunto Selene, también estaba excitada pero menos que Zahary y yo.

    -No se, me dijo que no aceptaba y que jamas va a aceptar y le conteste que tendría que aceptarlo porque no iba a dejar que te asesinara.- contesto Zahary. Me estremecí fuertemente ante la palabra asesinar. Selene me estrecho un poco los hombros, su brazo seguía encima de mis hombros.

    Zahary se encontraba en el umbral de la puerta y en posición nerviosa.

    -¿Que haremos?- volví a preguntar.

    - Esconderte y llevarte a casa. No se que hará nuestro padre pero es mejor prevenir.- dijo Zahary.

    -¿No sabes? Esta claramente visto. ¡Va a matarme! Eso es una acción, una acción que me repercute, Zahary. Tengo que salir cuanto antes de aquí. No aguanto mas en este sitio. ¡Sacadme ya!

    -¡Vamos!- exclamo el , vino en dos pasos hasta donde me encontraba me agarro de la muñeca y tiro de ella hasta que me levante. Tiraba fuerte pero me había cogido suavemente. Si me hubiera cogido otra persona así habría intentado zafarme pero tenia miedo y Zahary era el único que me transmitía seguridad. Selene nos siguió cuando el salio al pasillo, aun agarrándome y me condujo a la puerta que daba a los ascensores.

    Justo se habría la puerta del ascensor en el piso de abajo cuando nos encontramos frente a frente con Edgar y el hombre negro que parecía un poste. Me coloque un poco mas atrás haciendo que la espalda de Zahary tapara la mitad de mi cuerpo , principalmente el corazón.

    - Sabia que bajaríais con el ascensor, si hubierais sido listos y si hubierais querido escaparos habríais ido por las escaleras de emergencia. Pero te conozco lo suficientemente bien, Zahary y se que en momentos de pánico no piensas bien y tomas la opción mas fácil. Pero recuerda que soy tu padre y en este caso mayor que tu y si quieres salvarla vas a tener que tomar decisiones mas arriesgadas, y no estoy hablando de las escaleras.- dijo Edgar sin apartar la vista de Zahary pero a la vez mirándolo con una mirada que parecía un padre mirando a su hijo que acababa de romper algún jarrón.

    Esa mirada no era para nada dura. Zahary tenia razón al decir que su padre tenia un sentido de comprensión distinto, aunque aterrador a la vez.

    - A no ser que te hayas puesto de nuestro lado así de repente y nos la hayas traído como un boletín de guerra a las manos.- continuo con tono esta vez aprobador. Puede que tuviera razón , quería ver la expresión de Zahary pero me encontraba detrás suya y dijera lo que dijera, aunque mintiera tendría que agarrarme como un salvavidas a sus palabras.

    - No he cambiado de opinión, padre. Creo que ,con vuestro permiso, es usted el que debería hacer un cambio de planes.- dijo Zahary tranquilo. Edgar suspiro.

    - ¿Así que piensas defenderla?, lo entiendo. Así es el amor. Pero te recomiendo que tengas cuidado, aunque también te aviso que seguiré con mi procedimiento antiguo con o... sin tu ayuda. - me miro por una facción de segundo con esos ojos extraños y después devolvió su mirada a Zahary al que sonrió. Estuvimos esperando por unos segundos el gran acontecimiento. Reuní todo el aire que pude, estreche una vez mas la mano de Zahary y Edgar pronuncio las palabras que todos sabíamos que iba a decir.-Bar,cogela.

    El hombre se adelanto en una paso hasta situarse delante de Zahary .Al mismo tiempo que yo pensaba Zahary pronuncio.

    -¡Corre!- y puso sus manos en los hombros del tal Bar. No espere a que dijera la ultima letra salí corriendo hacia la puerta como un rayo, reuniendo todas mis fuerzas y depositandolas en las piernas. Edgar intento zafarme y cogerme de la mano pero no lo consiguió y justo cuando se puso a correr detrás miá Selene se interpuso en su camino y le sujeto de la cadera, después no se que paso porque salí de la torre y me dirigí a la salida del parking. Cuando salí de el seguí corriendo hasta que ya no podía ver la entrada de la torre. Estaba jadeando pero pare de correr después de unos metros mas, por si me seguían. Me apoye durante unos segundos en una pared de ladrillo de alguna casa y tome oxigeno, que bastante falta me hacia. Escuche unos pasos acelerados detrás de mi, empece a correr de nuevo hasta que una voz grito detrás miá y me pare en seco. Me gire con toda la cara picándome por el frió que hacia y por la velocidad a la que iba. Vi a Zahary a unos cuantos metros de mi. También estaba jadeando y sus ojos negros estaban brillantes.

    Se acerco a mi al verme parada. Vino hasta mi pero se quedo un metro a distancia.

    -¿Nos siguen?- pregunte.

    - No, mi padre no podría salir a la calle vestido como un rey , lo tomarían por loco.- y me sonrió muy levemente.

    -¿Y Bar?

    - El no solo sigue las ordenes de mi padre, yo también soy su jefe.- contesto.

    -Bien.- susurre pero sin ningún rastro de animo en la voz. Me gire y me encamine a la calle que estaba al lado de la miá. Me alegre de que ya estuviera mas cerca de casa. Las ideas de que fuera peligrosa ya las había olvidado.

    Zahary me siguió aunque no esperaba que lo hiciera. No hice ninguna pregunta mas ,ni tampoco le di tema de conversación. No lo quería mostrar, pero estaba aterrada, no había sitio en mi mente que no estuviera pensando en Edgar y después relacionándolo con muerte,y esta vez si que no podía quitarme esas ideas de la cabeza.

    -No tengas miedo, mi padre no te va a hacer daño. Le voy a convencer de que no lo haga.

    -Ya le has oído, hagas lo que hagas el no va a cambiar de idea. Es absurdo que me convenzas de lo contrario, voy a morir. Es mi final. Quería decidirlo yo pero ya veo que tu padre no me deja otra.

    - Tu no vas a morir.- dijo con voz materna, esperando que le obedezca.

-¿Y tienes alguna idea de que no pase?- pregunte sarcástica.

-Te voy a proteger día y noche si es necesario. Nadie te va a hacer daño. Nadie.- dijo firme.

    -No puedes pegarte a mi.- dije y empece a ir mas despacio. Pasaron unos segundos.

    -Podemos escapar.- dijo.

    -¿Podemos?- pregunte casi gritando.- Aun no lo puedo comprender si es que estas muy loco o si estas mintiéndome. Mira, no quiero que te unas a mi porque no quiero que sufras las consecuencias y si alguien tiene que decidir si escapar o no , esa soy yo. Únete al bando de tu padre, seria lo mas conveniente para ti, así no te hará daño.

    - Mi padre no me hará daño. Jamas. Ni a ti ni a mi.

    -Vale, dejemos de un lado eso. Aunque tu me protejas a mi ,no puedes proteger a mi familia ni a mis amigos. ¿Y si a tu padre se le ocurre ir a por Kellan o a por mi madre?

    - No lo va a hacer.- dijo tranquilo.- El sabe perfectamente que son inocentes.

    - Pues la otra noche no estaba tan seguro de eso.- vino hasta mi y me cogió de la muñeca. No quería mirarle, pero desvié mis ojos hasta que al final le contemple. Que perfecto era...sin embargo yo, no sabia las pintas que tenia que tener pero seguro que eran de lo mas horrendas. Luego soltó mi mano al asegurarse de que le estaba mirando.

    -Nadie te va a hacer daño. - susurro.

    -Uf... es absurdo hablar contigo. No entiendes el peligro de todo esto.

    -Si que lo entiendo.

    -Entonces, ¿porque te empeñas en decir que me vas a salvar de mi destino?

    - Porque lo voy a hacer. Si Veone nos a enviado aquí sera por algo y no para desaprovechar la oportunidad y matarte a la mínima.

    - Eso díselo a tu padre.- suspire y me gire. Ya nos encontrábamos delante de mi casa y estaba sacando las llaves cuando Zahary me agarro de la muñeca.

-Ahora que lo pienso ,tienes razón y creo que lo mas conveniente sera que te olvides de mi. Olvidate de toda esta tragedia. Vamos a desaparecer de tu vida, te lo juro. Todo volverá a su tramite normal. No se que me pasaba últimamente , mi padre tiene razón, desde que te he visto me estoy volviendo loco. Yo tampoco se los peligros que puedo sufrir a tu lado así que es mejor que me aleje. Adiós.- fue la ultima palabra que me dijo, se acerco a mi me cogió por los hombros y me dio un fuerte abrazo. Después me soltó y sin mirarme a la cara se giro y se fue. Se fue, sin mas. ``Se fue´´ resonaba en mi mente. Se fue para siempre.

Sentí que me faltaba el aire, tenia un gran anhelo de correr y cogerle de la mano.

¿Pero no era eso lo que quería? Que se fueran de una vez. Que desaparecieran de mi vida y que no los vuelva a ver nunca mas.

¿Que me estaba pasando? ¿Yo también me estaba volviendo loca? Cogí un gran bocado de aire y con las manos temblando saque las llaves del bolsillo de mi jersey , mire por ultima vez a la esquina por la que se giraba y se encontraba la torre, el ya había desaparecido. Había desaprovechado la ultima oportunidad que tenia de tocarle, sentirle de cualquier forma, la había desaprovechado. Abrí la puerta blanca del chale en el que había vivido toda mi vida.

No me quite de la mente a Zahary, de su ultimo adiós. No me había despedido de Selene... Esas dos personas realmente perfectas que habían cambiado la perspectiva de todos, mayoritariamente la miá.

Entre en el salón. No había nadie allí. Busque alguna nota pero no encontré ninguna. Me encamine a mi habitación pero después cambie de idea. Necesitaba una persona con la que charlar y distraerme. Fui directa a la habitación de Kel13. Abrí la puerta. Kellan estaba recostado en su cama leyendo el libro que les habían mandado leer este año en el instituto, de astronomía. El levanto la mirada del libro me miro con el ceño fruncido y se incorporo en la cama.

-¿Que te a pasado? - pregunto. Fui a la cama y me senté a su lado.

-Es por las pintas que llevo ¿verdad? Seguramente estaré horrible.

-¿Porque estas llorando?- pregunto. Me toque las mejillas y las sentí húmedas . De verdad estaba llorando. Pero,¿ del frió o de la perdida de Zahary? Moví la cabeza para desechar el tema.

-¿Donde has estado? Esperaba que estuvieras aquí pero no te encontré. Nicol me dijo que te habías marchado con los Leveer. ¿Que pasa con ellos? ¿Te han hecho algo malo? Nena, si ese tal Zahary te haya tocado, te juro que le parto la perfecta cutis que tiene.- declaro. No pude evitar sonreír. Kel13 siempre me levantaba el animo.

-No , ellos no me hicieron nada.

-¿Entonces?

    -No es nada. Se me pasara, ya sabes que soy muy sentimental.- me miro con el ceño fruncido y me abrazo. Cuanto quería a mi hermano. Me aleje ligeramente de el al recordar que era un monstruo. ¡Una bruja!

    Me había acostumbrado a esa palabra pero aun no terminaba de creerme que se refiriera a mi. Lo del coche no es que fuera una prueba muy convincente, pero ¿como sino se podría haber movido? No había solución y yo no podía escapar de mi destino. Quizás Edgar tenia razón, quizás merecía ser quemada en una hoguera, al saber mis nuevos poderes podría hacer cualquier cosa sobrenatural, incluso cosas malas.

    No sabia lo que me iba a pasar, ni quería saberlo. Quería ponerme al margen, olvidarme de todo , no prestar atención a cualquier cosa rara que ocurra dentro de mi.

    Las lagrimas se deslizaron sobre mi rostro sin querer. Kel13 se dio cuenta y me abrazo mas fuerte. El era así, nunca preguntaba cuando alguien estaba mal, cosa que le agradecía de todo corazón.

    Llore durante unos minutos a su lado , abrazándolo. Tenia el pelo rubio, un poco mas oscuro y los mechones rubios alborotados, se acababa de duchar. Olía a fuerte desodorante.

    No termine de saber porque lloraba. Al principio era por lo desgraciada que soy pero después perdí la razón y llore sin sentido alguno.

    Después me dormí, no sabia que hora era pero no quería despertarme. Lo único que necesitaba era descansar y librarme de todo y el sueño era la mejor medicina para ello.

    Al principio no soñé con nada pero después con la mala suerte que tenia se me apareció de nuevo la neblina y después la figura de Veone.

    Intente desecharla, ella era cualquier recuerdo que me unía a los últimos desagradables días. No podía echarla de mi sueño. Me concentre en pensar que era solo un sueño que en realidad la verdadera Veone posiblemente no fuera así. Ella se acerco con el semblante tranquilo y casi sonriendo. No sabia lo que sentía por esa bella mujer , si era ira o otra cosa que no terminaba de entender. Definitivamente no era ira. Posiblemente fuera algo de brujas. Ella sonrió , como si yo hubiera dicho algo gracioso. Había olvidado que ella podía leer mis pensamientos.

    No sabia que decirle o que preguntarle, sabiendo que ella era la que me visitaba y la que lograba leer mis pensamientos, tenia que ser ella la que hablara o preguntara.

    -Tienes razón.- dijo.- Soy yo la que he venido a hablarte, aunque lo que tengo que decirte no es muy largo ni complicado. - paro un momento.- Te estas equivocando en todo.- pronuncio.

    -¿Como? ¿En que sentido?- dije enseguida. Pero ella solo dio media vuelta sonriendo y se fue alejando y desapareciendo mas y mas con cada paso.

    -Espera, no te vayas aun. Tango muchas preguntas sin respuesta.- dije.

    Ella se giro con la sonrisa dibujada en la cara, solo le faltaba el tronco por desaparecer. Estaba vestida y arreglada como el otro día.

    - Lo único que te puedo decir es que los mellizos no son lo que tu esperas.

    -¿Que?- pero desapareció. Me desperté. De nuevo estaba sudando y también tenia la cabeza hecha un lió. ¿ Que significaba que los mellizos no eran lo que yo esperaba?

    Mire a mi alrededor. Estaba cubierta con una manta de lana azul, de mi hermano. Mire por la ventana pero estaba oscuro lo que significaba que ya era de noche y ademas me encontraba en la habitación de Kel13. Había olvidado que me quede allí dormida. Busque con la mirada a mi hermano pero no estaba, me libre de la manta y despacio salí de la habitación. La luz del salón estaba encendida. Baje, mis ojos aun no se habían acostumbrado a la luz y casi me caigo bajando las escaleras.

    Se oían voces desde el salón, aparte de las de la televisión. Lentamente entré en el salón. Antes de que pudiera ver quien esta allí una voz adulta pero dulce dijo mi nombre.

    -¿Mama?- dije frotándome los ojos como una niña pequeña.- ¿Ya has acabado con tu caso?

    -¿Es lo único que os importa a ti y a tu hermano?- dijo con otra.- Pues para vuestra información , si he acabado y he ganado bastante, y si no es eso lo que os importa pues: si le había sido infiel.

    -Vaya, que raro.- dijo Kel13 con indiferencia.- Con una tía buena como lo es Natasha ¿quien no le seria infiel a su esposa?

    - ¿Como sabes que Vic le era infiel con Natasha?- pregunto mi madre.

    -Vi las fotos en tu escritorio.- informo Kel13. Ahora que ya veía bien contemple a mi madre. Tenia los bucles rubios enredados y alborotados, en la mano sujetaba unas gafas mosca negras y una peluca corta de color castaño.

    Llevaba unos vaqueros y una camiseta ancha, con la peluca podría haberse hecho pasar por una mujer de 20 años. Llevaba un maquillaje fuerte que con el casi no parecía ella.

    Kel13 se encontraba tumbado en el sofá cubierto por una manta larga y con el mando de la tele en la mano. Se veía que estaba preparado a dormir en el salón. De el pase los ojos al reloj de pared que se encontraba justo por encima del televisor. Eran las 11 y cuarto.

    Fui hasta donde se encontraba mi hermano y me senté a su lado pero primero le di un beso a mi madre. Kel13 me sonrió. Gracias, le susurre.

    -¿De que estabais hablando?- pregunte.

    - Estaba comentando que es muy raro que haya un coche en mi aparcamiento, y en concreto porque el coche es una pasada.- me informo mi madre. Salte del sofá y sin pensármelo ya estaba abriendo la puerta para ver el coche.

    Pero de nuevo me la habían jugado, se había esfumado.

    - Mama dijo que desapareció enseguida, ni yo lo pude ver. Esos coches tienen muy alta velocidad, aunque no sabia que te gustaran tanto.- dijo Kel13 detrás miá, coloco sus manos en mis hombros y se me acerco.

    -Que pena.- dijo.

    Pero yo estaba sonriendo por dentro. Que mi madre hubiera visto ese coche significaba que ellos seguían aquí, Edgar también pero daba igual. Ahora lo único que me importaba era que Zahary seguía en Londres.

    Aunque no había ninguna garantía.


2 коментара:

  1. Hola! Me pasaba por tu blog, ya que dejaste un comentario en el mio. Pues, e leido este capitulo, y bueno, no e entendido demasiado, pero enseguida leeré los demas capitulos para ponerme al día con tu historia. Lo que me a dejado totalmente sorprendida es la forma de escribir que tienes. Eres Fantastica! Creo que tienes un gran talento. No pares, vales mucho! Tdejo, pero antes de despedirme, te Sigo :)

    ;)

    Jessica

    ОтговорИзтриване
  2. Hola, te entiendo!
    Esque para entender la historia hay que leerla desde el principio.
    Muxas gracias x pasarte y por comentar. Tu tmabien escribes genial, me a encantado tu historia!!
    Eres increible escribiendo! :)

    ОтговорИзтриване